Dentro del amplio concepto de adelgazar, son muchos los factores que entren en juego. No se trata solo de perder peso (que también), puesto que en muchas ocasiones las preocupaciones de las mujeres son más una cuestión de volumen, o de grasa en determinadas zonas, que de un número de kilos en sí.

Eliminar los kilos de más, así como la grasa localizada, y reducir el volumen de ciertas partes del cuerpo, así como la celulitis, son algunos de los objetivos estéticos más comunes entre las mujeres. La forma más saludable para conseguirlo, como recomiendan todos los expertos, es combinar el ejercicio físico con una dieta equilibrada en la que no falten los nutrientes que aportan los distintos grupos de alimentos. Sin embargo, hay ocasiones en que ejercicio y alimentación no son suficiente para conseguir reducir el volumen o la grasa de las zonas más rebeldes, y se hace necesario añadir una ayuda extra.

Otro aspecto a tener en cuenta es que tras adelgazar, pueden surgir nuevos objetivos de belleza, como puede ser eliminar el exceso de piel (que se produce tras perder peso de forma notable en poco tiempo, cuando la piel no tiene la capacidad de adherirse al músculo después de una pérdida importante porque ha perdido su elasticidad y está flácida), o eliminar la grasa más resistente instalada en algunas zonas; también puede ocurrir que la responsable de un volumen excesivo (a nivel generalizado o bien en áreas concretas) no sea la grasa, sino la retención de líquidos, por diferentes motivos.

Para todos estos objetivos e inquietudes, hoy en día hay disponible una gran variedad de tratamientos muy efectivos, y con resultados más que notables. Ante la duda, lo mejor es ponerse en buenas manos, que juzgarán qué tratamiento o que combinación de ellos es más adecuada para cada caso.

 Reducir volumen corporal
 Reducir grasa corporal
 Eliminar grasa localizada
 Eliminar celulitis
 Eliminar retención de líquidos

Productos

Tratamientos

¡Comparte tu opinión!