No hay área del rastro que se salve de los signos de envejecimiento, y en la mirada, además de arrugas, bolsas y ojeras, nos encontramos, a medida que los años avanzan, con la caída de la ceja, que lleva como consecuencia que el párpado superior se vea cargado, y aporta un profundo aspecto de cansancio y tristeza. Esto ocurre porque la acción de los músculos depresores sobrepasa la capacidad elevadora del músculo de la frente o frontal, y las cejas descienden, aportando años al rostro. Por otra parte, además de la acción de los músculos hay otro motivo para la caída de la ceja: la disminución del colágeno y la elastina, que hace que tanto la ceja como toda la zona de alrededor se “vacíe”. Es entonces cuando se hace necesario elevar, o bien la ceja en su totalidad, o bien la cola de la ceja, dependiendo del grado de caída de la misma. Cuando el descenso solo se refiere a la cola de la ceja (el tercio final, cercano a la sien), el tratamiento con toxina botulínica da muy buen resultado. Sin embargo, si afecta a la ceja en su totalidad, se hace necesario tomar otro tipo de medidas y recurrir al lifting de cejas, con dos opciones: invasivo o no invasivo. O lo que es lo mismo, en quirófano, o en consulta. Tratamientos para elevar la ceja - A nivel estético o Radiofrecuencia o Masaje facial antiedad o Lifting japonés o Tratamiento en cabina: efecto buena cara o Tratamiento en cabina: rejuvenecimiento - A nivel médico estético o Mesoterapia o PRP y PRGF o Ácido hialurónico o Inductores de colágeno o Toxina botulínica tipo A (bótox) o Hilos tensores o Radiofrecuencia o Rellenos o Lifting de cejas no invasivo o Bioplastia - A nivel quirúrgico o Lifting o Blefaroplastia y blefaroláser o Nanofat o Renuvion

Tratamientos

¡Comparte tu opinión!