Sin duda una de las bestias negras dentro de la estética femenina (dado que afecta a entre el 87 y el 95% de las mujeres), la celulitis es una alteración de los tejidos celulares subcutáneos en la que se acumula tejido adiposo (grasa) en la capa más profunda de la piel, la hipodermis, y forma nódulos de grasa, agua y toxinas que, a la vista, a veces forman pequeños hoyuelos en la piel, de ahí que se conozca como “piel de naranja” popularmente. En contra de lo que mucha gente piensa, la celulitis no está relacionada con el sobrepeso: aparece en mujeres (también en hombres, pero en un porcentaje muchísimo menor) de todas las edades, peso y forma física. No hay que confundirla con la grasa localizada, ya que esta última no implica necesariamente la aparición de celulitis. Existen diferentes tipos de celulitis, que podemos dividir en tres grupos. En primer lugar, la celulitis blanda o flácida, la más común. Aporta un aspecto gelatinoso a la piel, va acompañada de flacidez, y es muy común en las personas sedentarias, que no hacen ejercicio físico. En segundo lugar, está la celulitis dura o fibrosa, que en ocasiones cursa con dolor, y se relaciona tanto con la obesidad como con problemas circulatorios. Por último, nos encontramos con la celulitis edematosa, que suele afectar a los muslos y los glúteos, es muy compacta, y está relacionada con la retención de líquidos y con procesos hormonales. Forma nudosidades, y pese a ser la más grave, es la más fácil de eliminar. Existen innumerables tratamientos a nivel cosmético, estético y médico estético orientados a reducirla y, si es posible, eliminarla. A menudo se combinan distintas técnicas para obtener los mejores resultados. Sin embargo, el más efectivo de todos los tratamientos existentes hasta el momento es el abordaje quirúrgico, por medio de la liposucción. Además, un estilo de vida activo y saludable, en el que la alimentación sea equilibrada, se realice ejercicio físico, se eviten los tóxicos como el alcohol y el tabaco y se reduzca el consumo de sal es fundamental para combatirla. Tratamientos para eliminar la celulitis - A nivel cosmético: productos anticelulíticos, aparatos de masaje para tratar la celulitis - A nivel estético: Tratamiento en cabina: celulitis Tratamiento en cabina: reductor Radiofrecuencia Ultrasonidos e HIFU Presoterapia Vacumterapia LPG Endermologie Vela Smooth Drenaje linfático Masaje subdérmico - A nivel médico estético: Mesoterapia Peeling Láser Crioterapia Tratamientos farmacológicos Ultrasonidos e HIFU Carboxiterapia Radiofrecuencia Ondas de choque Ozonoterapia Cavitación Velashape (combinación de radiofrecuencia, infrarrojos y vacumterapia) Criolipólisis Cyclone (combinación de ultrasonidos HIFU, cavitación, radiofrecuencia, presoterapia y vacumterapia) Prostrolane Ultherapy Icoone Saxenda Balón gástrico - A nivel quirúrgico: Liposucción Láser Laserlipólisis Lipotransferencia / lipofilling Abdominoplastia Musloplastia / lifting de muslos

Tratamientos

¡Comparte tu opinión!