Si aparecen modificaciones en las uñas de manos o pies, tanto a nivel de su forma como de su color o textura, puede ser un síntoma de la presencia de hongos, lo que se conoce como onicomicosis. Los hongos en las uñas son relativamente frecuentes, y suelen manifestarse, en un principio, como manchas blancas debajo de la punta. A medida que la infección por hongos va avanzando, puede provocar la decoloración, el oscurecimiento y el engrosamiento de las uñas, y que el borde aparezca irregular, además de un olor desagradable. Pueden aparecer tanto en las uñas de las manos como en las de los pies, aunque son más frecuentes en los pies. Son más frecuentes en las personas mayores, y entre otros factores, suelen desarrollarse debido al envejecimiento, la sudoración, a caminar descalzo en lugares públicos (especialmente si están húmedos, como piscinas o spas), o a patologías relacionadas con la circulación, el sistema inmunitario o la diabetes. Por eso, ante la aparición de cualquier síntoma sospechoso, conviene acudir al médico para descartar que haya algún problema más grave. Para eliminarlos existen opciones farmacológicas, y en casos muy extremos, el médico puede sugerir la extracción de la uña de forma quirúrgica para poder tratar la infección bajo la uña. Tratamientos para eliminar hongos - A nivel farmacológico: tratamientos tanto tópicos como por vía oral para eliminar los hongos. - A nivel médico estético: o Ozonoterapia - A nivel quirúrgico: o Extracción de la uña afectada

Tratamientos

¡Comparte tu opinión!