Eliminar lesiones vasculares

Las lesiones vasculares son alteraciones de los vasos sanguíneos que pueden tener diferentes tamaños, formas y manifestaciones. Algunas son congénitas, pero otras pueden aparecer como consecuencia de distintos factores, desde los cambios de temperatura a una circulación sanguínea deficiente, así como por la piel sensible o por motivos hormonales. A nivel de la piel, las más frecuentes son: - Cuperosis: también conocidas simplemente como rojeces, producidas por la dilatación de los capilares. Causan rojez en la superficie de la piel, y suelen aparecer en el ostro, el cuello y el escote. Entre los desencadenantes se encuentran los cambios de temperatura, las alteraciones emocionales, o el alcohol y ciertos alimentos. Aunque la vasodilatación que las produce es temporal, con el tiempo los capilares pueden dilatarse de forma permanente. Existen muchas opciones de tratamientos tópicos, pero si se quiere eliminarlas, el mejor tratamiento es el láser. - Rosácea: cursa con enrojecimiento y lesiones en forma de pequeños granitos o pústulas. Aunque no tiene cura definitiva, suele mejorar mucho con el láser. - Puntos rubí: son puntos rojos que aparecen, generalmente, en el escote y el tronco. El láser es la mejor forma de eliminarlos de forma definitiva. - Angiomas (o tumores vasculares): existen distintos tipos. Rojo, conocido como hemangioma capilar, que normalmente desaparece con la edad; y violeta o hemangioma cavernoso, que no desaparece, y responde muy bien al tratamiento con láser. - Telangiectasias o arañas vasculares: suelen aparecer en el rostro y también en las piernas (por lo general, relacionados con cambios hormonales, como el embarazo, o con el proceso de envejecimiento), y son dilataciones de los capilares. Se eliminan con láser. - Varices: por lo general aparecen en las piernas, y se deben a un retorno venoso deficiente, que dilata los vasos sanguíneos. Entre los desencadenantes se encuentran la obesidad, el sedentarismo, la toma de algunos anticonceptivos y las alteraciones hormonales. También hay un importante componente profesional: son muy frecuentes en personas que trabajan mucho tiempo de pie, como por ejemplo el personal de hostelería, los enfermeros, los dependientes de comercios. Existen distintos tratamientos que dan resultados muy satisfactorios, como la esclerosis o el láser. Tratamientos para las lesiones vasculares Cada tipo de lesión requiere un tratamiento específico, aunque el láser es uno de los más efectivos para casi todas ellas. En algunos casos, como el de la cuperosis o la rosácea, los tratamientos tópicos pueden mejorar los síntomas. - A nivel cosmético: tratamientos calmantes y anti inflamatorios para las rojeces (en el caso de cuperosis y/o rosácea leve). Productos para aliviar las piernas cansadas, hinchadas y dolorosas. - A nivel estético: Radiofrecuencia Vela Smooth - A nivel médico estético: Radiofrecuencia Fotoesclerosis Esclerosis de varices con espuma Ozonoterapia Láser - A nivel quirúrgico Extirpación de la vena varicosa Cirugía de varices con radiofrecuencia Láser

Tratamientos

¡Comparte tu opinión!