La parte negativa de todo lo permanente, como es el caso de los tatuajes, es que puede llegar un momento en el que, por cualquier motivo, quien lo lleva puede querer deshacerse de él, y en ocasiones puede ser complicado. Sin embargo, el láser ofrece todo tipo de soluciones capaces de eliminar tanto los resultados de la micropigmentación como los tatuajes, en función de factores tan diversos como el tipo de tatuaje, la densidad del pigmento, la profundidad, el color o dónde estén situados. Dependiendo de las características de cada tatuaje se utilizará uno u otro, según el criterio del médico. Tratamientos para eliminar tatuajes - A nivel médico estético: o Láser

Tratamientos

¡Comparte tu opinión!