Mejorar el aspecto y la salud del cabello

Ya en civilizaciones como las de las antiguas Grecia y Roma el cabello era uno de los rasgos físicos más apreciados, especialmente en el caso de las mujeres. Y hoy en día, su cuidado es un sector que mueve millones, tanto a nivel de productos como de servicios en el salón de peluquería, y de tratamientos médico estéticos o quirúrgicos, como los enfocados a frenar la caída, repoblar las zonas despobladas o revitalizar el cabello y el cuero cabelludo.

Como dato curioso, los humanos tenemos alrededor de cinco millones de folículos pilosos repartidos por todo el cuerpo, de los cuales, alrededor de cien mil se encuentran en el cuero cabelludo.

Más allá de mantener la higiene, cortarlo cada cierto tiempo para mejorar su salud y su aspecto, o recurrir a servicios de coloración (tanto en el salón como en el domicilio), el cabello es objeto de una amplísima oferta dentro del sector de la belleza, con propuestas para todos los gustos y necesidades, y precios que van del low cost al lujo.

Veamos los diferentes aspectos que podemos tener en cuenta a la hora de mejorar tanto el aspecto como la salud del cabello:

Fortalecer el cabello
Frenar la caída capilar
Revitalizar cabello y cuero cabelludo
Hidratar el cabello
Nutrir el cabello
Aportar volumen y cuerpo
Controlar el encrespamiento
Alisar el cabello
Limpiar y purificar cabello y cuero cabelludo
Potenciar ondas y rizos
Obtener brillo y suavidad
Reparar el cabello dañado
Reparar las puntas abiertas
Modificar el largo del cabello
Repoblar cabello (trasplante capilar)

Productos