Redefinir / remodelar el óvalo facial

Cuando el proceso de envejecimiento está ya instalado, rondando la década de los 50 (aunque depende de la genética y el grado de envejecimiento de cada persona) se suele producir una pérdida de masa ósea y una redistribución de las masas musculares y de grasa en el rostro, que dan lugar al retroceso de las mejillas, la mandíbula y el mentón. Esto se traduce en el descolgamiento y el desdibujo del óvalo facial. A ello se suma la hipertrofia del músculo platisma, que hace que surjan bandas en el cuello debido a la grasa que ha bajado desde el rostro hacia el cuello: aparece la papada. Combinando la mesoterapia con sustancias revitalizantes (como las vitaminas o la bioestimulación) con rellenos y otras técnicas como los hilos se podrá conseguir una total reestructuración del óvalo facial y el cuello, lo que produce un rejuvenecimiento visible manteniendo la naturalidad y las facciones. Tratamientos para redefinir / remodelar el óvalo facial - A nivel cosmético: todo tipo de productos con activos o acción antiedad y efectos reafirmantes, tensores, rellenadores o lifting - A nivel estético: Radiofrecuencia Ultrasonidos e HIFU Vacumterapia Vela Smooth Masaje facial antiedad Lifting japonés Tratamiento en cabina: efecto buena cara Tratamiento en cabina: rejuvenecimiento - A nivel médico estético: Mesoterapia PRP y PRGF Ácido hialurónico Láser LED Inductores de colágeno Hilos tensores Radiofrecuencia Ultrasonidos e HIFU Ondas de choque Cavitación Cyclone Rellenos Redensificación Bioplastia Ultherapy Icoone - A nivel quirúrgico: Láser Lifting Nanofat Renuvion Lipotransferencia / lipofilling Bichectomía Malarplastia Cirugía ortognática

Tratamientos

¡Comparte tu opinión!