Al hablar de blefaroláser nos referimos a la blefaroplastia asistida por láser, es decir, a la eliminación del exceso de piel del párpado superior y de las bolsas por medio del uso de un láser. Aunque tanto el objetivo como el resultado son los mismos, el procedimiento es mucho menos invasivo, y se acorta considerablemente el tiempo de recuperación.

Mediante el láser el abordaje es diferente que en la blefaroplastia, pues se conservan las estructuras musculares, y el láser, al tiempo que realiza el corte, coagula la sangre, por lo que se reduce considerablemente el traumatismo, reduciéndose también por tanto el tiempo de recuperación y las posibles complicaciones.

Dependiendo de las necesidades de cada paciente, la intervención de blefaroláser suele tener una duración de ente media hora y hora y cuarto, aproximadamente. Además, en lugar de realizarse bajo anestesia general, como es el caso de la blefaroplastia, se suele realizar bajo sedación, y el paciente, si el cirujano lo considera, podrá marcharse a su domicilio entre una y tres horas después de la cirugía.

Por último, la recuperación es mucho más rápida, e implica menor riesgo de hematomas y de inflamación que en la cirugía tradicional, no quedan cicatrices, y las complicaciones más frecuentes que pueden aparecer tras una blefaroplastia, como la lesión de estructuras oculares o la fibrosis, desaparecen.

0 Opiniones

¿Qué objetivo te interesa?

Actualmente este tratamiento no tiene ningún objetivo asociado, ¡lo sentimos!

¡Comparte tu opinión!