Similar a la microdermoabrasión pero más intensa, la dermoabrasión es un tratamiento médico estético que sirve para “pulir” las capas más externas de la piel, favoreciendo su renovación y proporcionando un aspecto rejuvenecido, además de mejorar la apariencia de cicatrices y marcas de acné. Tras el tratamiento, la piel se muestra ligeramente hinchada y enrojecida durante un período que oscila entre unos días o incluso meses.

Se realiza por medio de distintos sistemas de aparatología dermoabrasora que pueden actuar a diferentes profundidades.

0 Opiniones

¿Qué objetivo te interesa?

Actualmente este tratamiento no tiene ningún objetivo asociado, ¡lo sentimos!

¡Comparte tu opinión!