Lipotransferencia / lipofilling

Recomendado a partir de los 35 años, y especialmente superados los 50, el relleno con grasa propia (o autóloga), que recibe el nombre de lipofilling, es un procedimiento que combina la corrección de la flacidez y del exceso cutáneo con el tratamiento de la pérdida de volumen graso en las estructuras tanto faciales como corporales, como pueden ser los pómulos, los labios, el mentón, el pecho o los glúteos.

Es un procedimiento sencillo y poco invasivo que se realiza con sedación de manera ambulatoria (sin necesidad de ingreso hospitalario), en el cual se obtiene un doble beneficio ya que se liposucciona grasa (por lo general, del abdomen) que, tras su centrifugación, será inyectada en áreas específicas del rostro donde se ha perdido el volumen como consecuencia del envejecimiento. Por eso, podemos decir que es un tratamiento 2 en 1.

Entre sus ventajas hay que destacar que al utilizarse como material de relleno grasa de la propia paciente, no hay riesgo alguno de rechazo o reacción alérgica.

0 Opiniones

¿Qué objetivo te interesa?

Actualmente este tratamiento no tiene ningún objetivo asociado, ¡lo sentimos!

¡Comparte tu opinión!