Los tratamientos de ortodoncia constituyen la mejor solución para alinear los dientes y conseguir una sonrisa atractiva y armónica. Existen diferentes tipos de ortodoncia: principalmente, la ortodoncia fija y la removible.

La ortodoncia fija es la más habitual desde hace décadas, y en ella se adhieren a los dientes unos brackets que se unen entre sí por medio de alambres que se van ajustando a medida que avanza el tratamiento. Existen diferentes tipos de brackets, pero a grandes rasgos podemos hablar principalmente de dos: los externos (se colocan en la parte externa o frontal de los dientes, y son visibles, aunque los hay de distintos tipos, los tradicionales metálicos y los que se conocen como “estéticos”, menos evidentes a la vista) y la ortodoncia lingual, en la que los brackets se colocan en el interior de la arcada dental (por tanto, no se ven).

Respecto a la ortodoncia removible, este término hace referencia a aquella que puede quitarse y ponerse según se quiera (aunque los especialistas establecerán las horas mínimas que debe llevarse puesta para que el tratamiento sea efectivo). Dentro de esta podemos distinguir entre las ortodoncias infantiles, que se fijan a los molares y suelen utilizarse por la noche, y la ortodoncia invisible o sin brackets.

400,00 € — 3.200,00 €

6 Opiniones

¿Qué objetivo te interesa?

Actualmente este tratamiento no tiene ningún objetivo asociado, ¡lo sentimos!

¡Comparte tu opinión!