Al igual que Belkyra, se trata de un inyectable con efecto lipolítico que provoca la eliminación de la grasa de la zona de la papada, y, al mismo tiempo, logra un efecto tensor, al estimular al fibroblasto para que produzca nuevas fibras de colágeno. Además, en su composición incorpora ácido hialurónico, que mejora la calidad y la tersura de la piel.

Prostrolane se inyecta con agujas finas a nivel subcutáneo, en el tejido adiposo, justo donde se encuentra la grasa. Los resultados empiezan a apreciarse a partir de la segunda sesión, y tras el tratamiento, la grasa se elimina a través del hígado y los canales linfáticos. Es más efectiva en pacientes sin problemas graves de flacidez, y los resultados son definitivos siempre que no se vuelva a engordar.

Tras la sesión la piel se puede enrojecer ligeramente, y en algunos casos aparecen pequeños hematomas que desaparecen a los pocos días. Por norma general suelen ser necesarias entre 2 y 4 sesiones, espaciadas entre sí un mínimo de 2 semanas.

0 Opiniones

¿Qué objetivo te interesa?

Actualmente este tratamiento no tiene ningún objetivo asociado, ¡lo sentimos!

¡Comparte tu opinión!