En líneas generales, la rinoplastia es la intervención quirúrgica por medio de la cual se modifican el aspecto, la forma y la estructura de la nariz, así como su tamaño, su punta o su ángulo, o bien se corrigen el tabique o los orificios nasales.  Es, junto con el aumento de pecho y la liposucción, una de las cirugías estéticas más demandadas a nivel mundial.

En un primer lugar hay que diferenciar entre lo que sería una rinoplastia meramente estética, y una rinoplastia funcional, en la que, además de poder corregirse (o no) el aspecto de la nariz, lo que se busca es mejorar la función respiratoria, por ejemplo, en casos en que el desvío del tabique nasal tapona las fosas nasales y no permite que el paciente respire correctamente. La rinomodelación, o remodelación nasal sin cirugía, persigue también el mismo objetivo de modificar el aspecto de la nariz, sin embargo, lo hará sin pasar por el quirófano. Aunque la última palabra sobre si es necesaria o no una intervención será siempre del especialista, es importante saber que existen ambas opciones.

Existen diferentes técnicas, entre las que podemos dividir en dos grandes grupos, entre las que habrá diferencias tanto respecto a lo invasivo de la intervención en sí como al tiempo de recuperación y las cicatrices: por una parte, la rinoplastia abierta, que permite mayor precisión pero también supone un tiempo de recuperación más dilatado y es más invasiva, y la rinoplastia cerrada (en la que la intervención se realiza por dentro de los orificios nasales, de ahí que se denomine “cerrada”, pues no hay ningún corte exterior ni visible).

Dependiendo del grado de corrección necesario y el tipo de cirugía se puede realizar bajo anestesia general o bien bajo anestesia local con sedación, y la intervención dura, aproximadamente, entre 1 y 2 horas. En cirugías más largas y complicadas se utilizará anestesia general, y muy probablemente el paciente tenga que pasar una noche ingresado en el centro hospitalario.

El postoperatorio y el tiempo recuperación variarán en función de la técnica realizada y de las características particulares de cada paciente, pero para ver los resultados hay que tener en cuenta que tendrán que pasar un mínimo de seis meses, y el resultado definitivo se apreciará aproximadamente pasado un año de la intervención.

0 Opiniones

¿Qué objetivo te interesa?

Actualmente este tratamiento no tiene ningún objetivo asociado, ¡lo sentimos!

¡Comparte tu opinión!