Tratamientos en cabina: efecto buena cara

Con innumerables variantes (que dependerán, entre otros factores, del protocolo que establezca cada centro de belleza), los tratamientos en cabina con efecto buena cara se orientan a conseguir un efecto flash (por ejemplo, de cara a ocasiones especiales como pueden ser una boda o la época navideña), y proporcionar diferentes efectos de mejora de la calidad y el aspecto de la piel: aportar luminosidad, unificar el tono y la textura, cerrar los poros, eliminar el aspecto cansado… Todo ello, con el objetivo de aportar un aspecto radiante a la piel del rostro. Para ello se utilizarán distintos principios activos (como por ejemplo la vitamina C o el ácido hialurónico) siempre de forma tópica, es decir, por medio de la aplicación de cosméticos como sueros o mascarillas, que se pueden combinar con diferentes aparatologías.

0 Opiniones

¿Qué objetivo te interesa?

Actualmente este tratamiento no tiene ningún objetivo asociado, ¡lo sentimos!

¡Comparte tu opinión!